HISTORIA

En 1881 Thomas Alva Edison (1847 – 1931) inventó un aparato que transformaba la energía acústica en mecánica: El fonógrafo.

Los sonidos, primero se grababan en un cilindro de cera, pero para escucharlos, una aguja, unida a un audífono de considerable diámetro, debía recorrer los surcos para poder recoger las ínfimas vibraciones allí escritas. El sonido era malo y cada grabación podía tocarse SOLO UNA VEZ.

A los 25 años, Emile Berliner (1851-1921), inventó un micrófono de carbón para el teléfono e inmediatamente vendió los derechos a la Compañia Telefónica Bell, que así pudo comercializar masivamente el artefacto.

Con los 50,000 dólares que recibió, empezó a trabajar en un método de grabación que superara a los cilindros de Edison y Bell.

En 1887, inventó un sistema de grabación que podía ser usado una y otra vez, además de que podían hacerse muchas copias de la grabación original, a bajo costo. Cambió el cilindro por un disco plano, primero de vidrio, luego de zinc y más tarde de plástico. Los sonidos eran grabados en ranuras onduladas y “leídos” por una aguja, que transmitía el patrón de vibraciones a un diafragma, el cual reproducía entonces los sonidos originales. Berliner patentó su invento, el gramófono.

Compañía Berliner

Berliner fundó su propia compañía para producir masivamente sus discos sonoros, así como el gramófono para tocarlos, estableciendo sucursales en Gran Bretaña y Alemania, con el objetivo de cubrir también el mercado europeo. Para promover sus ventas, se le ocurrió convencer a varios artistas populares para que grabaran su música usando su sistema. Uno de los primeros en firmar contrato con la compañía de Berliner fue el italiano Enrico Caruso.

Compañía RCA Victor

El gramófono de Berliner y su método para duplicar discos fueron eventualmente adquiridos por la Compañía Victor Talking Machine, que después se convirtió en la RCA Victor.

Por eso a Nipper, el perro que aparece en dicho cuadro escuchando un gramófono, se le conoce como “el perro de la RCA”. Pocos saben que nació en Bristol, Inglaterra. Al morir su amo, se convirtió en la mascota de los hermanos Mark y Francis Barraud.

Gracias a las válvulas electrónicas, inventadas en 1925, fue posible amplificar el sonido antes y después de grabar disco.

Las primeras grabaciones

Las grabaciones se realizaban en el estudio de la compañía en Camden, Nueva Jersey. Enrico Caruso cantaba hacia el interior de una bocina conectada a la máquina grabadora. El operador trabajaba en la máquina detrás de una mampara y le hacía señales a través de una pequeña ventana. Nadie estaba autorizado a pasar detrás de la mampara, ya que ahí estaban los secretos de la compañía de Berliner.

El cantante empezaba por cantar con la orquesta. Al terminar, les decía a los músicos qué cambios quería y cantaba de nuevo. Cuando estaba listo, le hacía una señal al operador y volvía a interpretar la canción, que se grababa en un disco de cera. Si les parecía que no había quedado bien, volvían a grabarla, cuantas veces fuera necesario.

Ese disco de cera era usado para hacer el disco maestro de cobre, del que se imprimían posteriormente las copias en discos de pasta negros.

Enrico Caruso se convirtió en el cantante más famoso y mejor pagado de su época. Es indiscutible que se vio claramente beneficiado por ser el primero en grabar discos y, por lo tanto, en tener la oportunidad de entrar a las casas de la gente, gracias al gramófono.

La grabación magnética

Basándose en una idea lanzada en 1888 por el estadounidense O. Smith, el danés Valdemar Poulsen (1869-1942) patentó en 1900 el telegráfono, que grababa los sonidos en un hilo de metal que se desplazaba entre polos de un electroimán.

Nacía así la grabación magnética. El alemán Pfeumer hizo más práctico el procedimiento al inventar en 1928 la primera banda magnética con base de papel, a la que sucedería una banda de plástico recubierta por una capa ferromagnética. A pesar de estos progresos, hasta la Segunda Guerra Mundial no se perfeccionaron los procedimientos mecánico y magnético, gracias a los discos de vinilo de los 16, 33 y 45 revoluciones por minuto

Para la grabación se empleaba un disco de aluminio recubierto de acetato y buril (rubí tallado) que se desplaza según las vibraciones sonoras.

A partir de 1940 aparecen los primeros DJ’s como animadores de las tropas norteamericanas en objetivos transoceánicos. Durante la Segunda Guerra Mundial, personas armadas con tocadiscos, un puñado de discos y un amplificador básico amenizaban a las tropas en su tiempo de descanso, con música de Glenn Miller ,The Andrews Sisters o Benny Goodman .

El 21 de junio de 1948, un equipo de la CBS, bajo el mando del ingeniero Peter Golmark, presentó en el Hotel Waldford Astoria de Nueva York el disco de larga duración fabricado en una resina de polivinilo. Este nuevo sistema acabaría por imponerse sobre sus antecesores, el gramófono y el fonógrafo. El disco de vinilo apareció como un formato de larga duración en plena era de dominio del gramófonos sobre el fonógrafo.

Se impuso el disco de vinilo

El disco de vinilo se impuso con rapidez por sus muchas ventajas:

  • Se aumentó la duración de la grabación desde los 4 o 5 minutos del fonógrafo y el gramófono hasta 45 minutos.
  • El vinilo era un sistema estereofónico, mientras que los sistemas de grabación y reproducción utilizados hasta entonces eran monoaurales (toma de sonido por un solo canal).
  • Los discos de vinilo daban mayor calidad de sonido.
  • Se eliminaban los molestos ruidos del arrastre de la aguja sobre el disco de pizarra del gramófono o sobre los cilindros de cera del fonógrafo.

La crisis del vinilo

Aproximadamente hacia 1985 el disco de vinilo fue desplazado por el CD, de menor tamaño y mayor durabilidad aunque, a costa de perder calidad sonora, comenzaba así la crisis del vinilo.

Todas las discográficas comenzaron a editar todo en cd y dejar de lado el vinilo, se pensaba que era el fin del vinilo, pero compañias independientes seguían editando en vinilo principalmente para disck jockeys, que se resistían al cambio al cd debido a que no conseguía la misma calidez de sonido y sobre todo al no poder tocarlo y poder realizar el famoso scratch que hacían.

A pesar que el CD se ha impuesto sobre el disco de vinilo, éste se sigue editando en pequeñas cantidades y se utiliza tanto por los disc jockeys como por los audiófilos (personas que son fanáticas del sonido y poseen equipos de muy alta calidad).

De forma discreta se puede decir que el vinilo está volviendo,la gente ha desempolvado de sus trastes los tocadiscos y han vuelto a saborear el placer de las grandes carátulas.

EL vinilo vuelve, después de muchos años que la gente pensaba que este formato había desaparecido vuelve con más fuerza que nunca, los fabricantes están relanzando sus catálogos con prensados de alta calidad: 180 grs y 200 grs.

Las ventas de tocadiscos han crecido y el mercado dispone de nuevas marcas dispuestas a revolucionar el mercado, como por ejemplo la gran novedad nipona: EL LECTOR LASER DE VINILOS, este nuevo aparato ofrece prestaciones semejantes a los modernos reproductores de CD, como el tiempo transcurrido y el que falta y un magnifico sonido digital. Todo ello con la garantía de no estropear el disco por una aguja en mal estado, vibraciones o golpes.

Formatos

Comunes

  • 12″ (30 cm) 33 rpm long-play (LP)
  • 12″ (30 cm) 45 rpm extended-play (12″ (30 cm) Single, Maxi Single y EP)
  • 7″ (17.5 cm) 45 rpm (single)

Menos Comunes

  • 10″ (25 cm) 33 rpm long-playing (LP)
  • 10″ (25 cm) 45 rpm extended-playing (EP)
  • 7″ (17.5 cm) 33 rpm extended-playing (EP)
  • A 16? rpm para grabaciones de voz, y, aunque muy raro, para música también
  • 12″ (30 cm), 10″ (25 cm) y 7″ (17.5 cm) picture discs (imagen impresa en el plástico) y shaped discs (disco no-redondo)
  • Tamaños especiales (5″ (12 cm), 6″ (15 cm), 8″ (20 cm), 9″ (23 cm), 11″ 28 cm), 13″ (33 cm))
  • Flexidiscs, suelen ser cuadrados 7″s (17.5 cm)

Compartir en tus redes sociales

Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

Ir Arriba